viernes, 2 de marzo de 2012

Crianza

Hoy leí un post de Crianza Consciente  que hablaba sobre cómo nos vemos a nosotros mismos en nuestro rol para con los hijos: escultores o jardineros. Como escultor, soy artífice, la construcción es desde afuera, yo soy quien decide si el golpe con el cincel es dado aquí o allá y defino la forma. Como jardinero, cuido, riego, protejo, confío en el potencial de lo que crece y voy admirando su propia construcción y su belleza.

Pareciera que es muy clara la opción que uno elegiría tomar, al menos para mí. Si lo pienso mejor, creo que no debería elegir un traje, que hay otros aspectos más sutiles que no tuve en cuenta en la reflexión inicial. Me encuentro con recuerdos y pensamientos acerca de escultores que respetan la constitución de la piedra, sus planos, sus quiebres, sus cristales, sus impurezas y se entregan a ella para descubrir la forma oculta. Y de jardineros que mutilan y limitan el crecimiento de raíces y brotes para imponer un diseño y un tamaño desde su propio deseo y concepción de belleza.

Entonces, me salgo de los trajes o etiquetas para plantear la dicotomía en otros términos: externo-impuesto-malo vs interno-natural-bueno. Y no creo que tampoco se trate de esto.

Y de qué se trata entonces? Según yo lo veo, de la conciencia puesta en juego, del respeto, de la mirada puesta en el otro y también en mí, de aprender todos los días y de intentar al siguiente no cometer los errores de ayer. Y doy por descontado, que ante todo, se trata de amar y transmitir ese amor a cada momento.

Y así vista la cosa, les prometo amores míos, hijos de mi corazón, que trataremos siempre de cuidarlos y protegerlos, de guiarlos y contenerlos, de brindarles el tiempo, el apoyo y las condiciones para que la belleza y la sabiduría interior se hagan eco en el afuera, para que lleguen a ser lo que quieran o lo que hayan venido a ser, de amarlos sin condiciones y hacerles tan felices como se pueda.


3 comentarios:

  1. Hola!!! Que bien haberte encontrado! me encanta tu blog y me encantan tus nenes, son preciosos! Y ademas son dos chicos y una chica como los mios, un besito y te sigo, me voy a leer todas tus entradas pasadas poco a poco qu eno me quiero perder nada! un besito!!!

    ResponderEliminar
  2. Que bonito y que cierto! Porque no por criar de forma mas interna-natural todo es bueno,ni tampoco todo lo contrario. Estoy contigo en que hay que querer,apoyar y guiar,y tambien contener y enseñar,para que nuedtros peques puedan ser lo que quieran ser,para poder ser felices. Y si erramos,poder aprender de nuestros errores... Muxus a los cinco y que la recuperacion sea total pronto! (Que bien nueva entrada...)

    ResponderEliminar
  3. Gracias Cintia y Ainoha! Se hace difícil escribir por estos días, pero por lo menos me mantengo actualizada con la lectura!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario!

Si te interesa que escriba sobre algún tema en particular puedes pedírmelo por correo a big.five.family@gmail.com. Gracias nuevamente!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...