martes, 11 de septiembre de 2012

Por favor, deja en paz a esos niños...

Esa soy yo, hablándome a mí. Ufffff qué difícil es!
Si es la primera vez que me leen, talvez piensen que soy de las que a cada rato están con la lata. Pero no, o al menos creo que no, ya dirán ellos luego...

Qué es para mí dejar en paz a mis hijos? Dejarlos ser. SER.
Y dejarlos hacer también. No imponer mis modos, mi idea de lo oportuno, cómodo, correcto, adecuado, mi visión... Si quiere sacarse las medias y sus pies están calientes, está bien aunque haga frío. Lo sabe y me dice que puede sacárselas porque sus pies están bien. Si tiene ganas de jugar con las masas aunque yo esté muy cansada y en lo primero que piense sea en lo que voy a tener que recoger luego, es lo que quiere y a nadie hace mal, por qué privarla. Si no tiene ganas de comer hoy esto que le estoy sirviendo, ya comerá otra cosa más tarde.  O no, tal vez se siente mal y está tomando la mejor decisión por su cuerpo (no les pasó descubrir esto alguna vez?)

No intervenir. No interrumpir. No imponer. No privarles de tantos riesgos. La mayoría vale la pena.
Eso no quiere decir no estar, no escuchar, no involucrarse. Al contrario.
Una vez escuché que si uno pauta el juego, el niño incorpora. En cambio si el niño juega libre, despliega. Quiero verlos desplegarse. Quiero dejarlos ser.

Deja en paz a esos niños, que corran por ahí, no pasa nada. Dejalo que baje la colina, si se cae, ya vez, no pasa nada. Se ha levantado y se ha reído. Se ha reido mucho y tu también al verlo. No pasa nada. Ahora está rodando por gusto y se lo ve tan feliz. Ella baila en lo alto sonriendo. Y él no para de correr y cantar y dar saltitos y ha venido a darme un beso y limpiarse la nariz.

Y para disfrutar esto, nos hemos saltado la seguridad de las rejas hoy. Porque donde estaban las rejas, estaba la arena y los juegos de niños, pero ni una gota de sol ni un centímetro de pasto verde. Así que hemos cruzado a la libertad de la plaza abierta y el sol resplandeciente y la hemos pasado genial. Claro que me duele un poco la espalda y el cuello, debo haber estado bastante tensa al principio. Qué dificil es confiar en que todo saldrá bien. Confiar en ellos, han aprendido bastante a cuidarse y saben cuando digo que no de verdad. Confiar en mi, he aprendido bastante acerca de moverme con tres niños pequeños a la vez. Confiar. Soltarse. Soltarlos. Los estoy cuidando, aquí estoy, me hacen caso si los llamo, son tranquilos, son inteligentes, se mueven perfectamente, son ágiles, tienen reflejos... Yo también puedo correr rápido si hiciera falta.

Quedate tranquila, relájate, respira. Y por favor, deja en paz a esos niños... 
Esa soy yo, hablándome a mí



6 comentarios:

  1. Yo me lo tengoq ue secir un poco más, porque soy un poco sargenta, como ya sabes, como me han educado a mí. Muchísimo cariño, pero también muchas normas en casa... poco a poco , llegamos al término medio. Creo que no soy una madre demasiado histérica, aunque en casa aún no he quitado las vallas, porque aún las veo pequeñas y sólo juegan a romper... ay, me lo diré yo también más a mí misma!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida, creo yo que las vallas ayudan y mucho... Bastantes "no" deben escuchar ya, imaginate si entraran donde aún no les dejas, porque no es seguro para ellas o porque hay cosas de valor que aún no están en condiciones de cuidar. Por aquí la cocina todavía es territorio restringido. Sólo cuando cocinamos juntos, y mientras aún no se ha encendido el fuego, pueden entrar. Y los baños normalmente están con llave.
      Pero sí hay que hacer un esfuerzo para dejarles que vayan a su propio ritmo, que expresen libremente sus emociones y que hagan a su modo (con el único requisito de no estar dañando ni a otros ni a ellos mismos, claro está). Hoy mismo pensaba que estaban durmiendo una siesta muy larga y que talvez luego les costaría dormirse y entonces quería despertarlos, hasta que me recordé a mi misma: por favor, deja en paz a esos niños...
      Despertaron felices y están jugando pacíficamente, como vez, me han dado unos minutos para contestarte!
      Cariños y gracias por pasarte seguido por mi blog!

      Eliminar
  2. Lo de la siesta antes lo hacía, cuando ya se pasaban mucho de la hora... normalmente duermen 2h y media, así que a las 3 horas intentaba despertarls... pero se despiertan de muy mal humor... así que ahora ya me espero. Y la verdad es que luego duermen igual de bien por la noche... Me alegra que me digas lo de las vallas. La verdad es que tienen mucho espacio, unos 30 metros cuadrados. y no es que sea como una burbuja, hay una mesa, dos lámparas, sofá,... Pero el otro día en una cena nos enteramos que un amigo decía a otros que estaba muy preocupado porque mis niñas tuvieran vallas en casa... en la misma cena, luego se lo dijo a mi marido, que le respondió un poco enfadado, la verdad, y le dijo: chico, si mis hijas en las vallas tienen más espacio que tu hija en toda la casa! No me gusta que la gente sea tan metete en nuestros asuntos, pero sobre todo que lo hayan estado hablando por ahí. Aunque luego pensé: pero si mis hijas son buenísimas, felices, alegres, sociables, obedientes para su edad... qué más puedo pedir! Qué se jod.... perdón, que me caliento! Un abrazo gordito!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la gente es muy de entrometerse. A nosotros nos han criticado mucho por lo mismo, porque supuestamente los niños tienen que aprender límites no físicos. Lo que yo he contestado siempre, es que ya tendrán tiempo de hacerlo y de hecho lo hacen con otras cosas. Cuando les hicimos su mega corralito me decían que era a la macana. Lo tuve de los 9 a los 18 meses. Mucha gente cuando mostré fotos de como había quedado el espacio sin corralito se regodeaban diciendo que no me había durado nada. No estoy de acuerdo. Ellos entraron allí (y entramos nosotras ya que no querían quedarse solos dentro) gateando y moviendose sin parar y salieron cuando ya eran capaces de trepar las barandas. Pero lo más importante es que cuando entraron no tenían chance de entender que esto no se toca y cuando salieron sí. Además de los golpes que nos evitamos. Yo lo volvería a hacer igual de encontrarme en las mismas condiciones (vale decir, en una casa sin jardín y sin un cuarto especial para ellos). Te mando un beso y creo que tu marido estuvo muy bien de mandarlo a callar así!!!

      Eliminar
    2. Creo que fue un poco brusco con sus palabras, pero bueno, es que ya le tocó un poco las narices... Yo creo que nosotros lo haríamos igual una y mil veces. Su cuarto con las cunas queda chiquito, y allí están mucho más amplias. Y cuando salen son muy obedientes, sin dejar de ser niñas, claro! Ellas sí que están solas a veces, mientras comemos o cenamos, o mientras estoy haciendo bibes y estoy sola con ellas, o lo que sea. Y se lo pasan bomba. Tienen su casita, su tobogán, saltan en el sofá, tienen cajas con juguetes, su mesa bilingüe que nos ha regalado Nestlé... y un parque móvil que ni los bomberos! Tres andadores, porque aunque Nere ande tiene que ir como sus hermanas, así que hemos tenido que pedir dos prestados, y tres sillitas con bebé, aunque se pelean por la que tenga su hermana... es increíble ver cómo juegan a que les cuidan con lo pequeñas que son, les acunan en la sillita, les dan de comer... Me han dejado alucinada!! El caso, que a la hora de recoger me lo paso bomba!!!!! Ja, ja, ja!!! Un besito y muchas gracias!!!!

      Eliminar
    3. Amiga, me doy cuenta que me he expresado mal. Ellos también se quedaban solos por periodos, pero en general nos querían adentro, más cuanto más pequeños eran. En realidad más o menos a los 13 meses fui liberando distintas zonas de la casa y pasaban un rato en el corral y un rato fuera. Pero siempre era muy útil cuando yo tenía que ir al baño, por ejemplo. Pero estos niños siempre han sido muy pegotes, no de mal modo, según lo veo yo, simplemente quieren compañia y por cómo nos hemos organizado, no ha sido difícil estar allí. Me ha impactado cuantas cosas tienes en ese espacio, seguro es mucho más grande que el que tenían ellos. Sí, es hermoso verlos cuidar a sus muñecos, cuando veo como los miman y como los cuidan pienso que así deben sentir ellos que hacemos nosotras y me hace sentir bien. Besotes!

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario!

Si te interesa que escriba sobre algún tema en particular puedes pedírmelo por correo a big.five.family@gmail.com. Gracias nuevamente!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...