jueves, 22 de agosto de 2013

Día del Niño

Este fin de semana pasado celebramos en Argentina el Día del Niño.  En la escuela que van los peques no se menciona el festejo y las opiniones de los padres al respecto es muy variada y el punto de controversia es lo comercial de la fecha.
Para mí, cualquier excusa para festejar es buena! Amo las celebraciones y el ánimo festivo y cuando son íntimas, familiares, más aún... las multitudes no son ni fuerte, debo reconocer.
El hecho es que ahora que los niños están más grandes y son más conscientes de todo, queríamos que el día fuera especial, intentando no favorecer el consumismo.
Cómo hacerlo? Entiendo que de muchas maneras es posible, les cuento lo que se nos ocurrió.
Primero, decidimos no comprar sus juguetes sino hacerlos. Después de muchas idas y vueltas los caballitos de palo de escoba resultaron ganadores. Encontramos un tutorial aquí y así fue como quedaron, luego de muchas más horas de las imaginadas al inicio de la tarea!
 
 


 
 
Segundo, pensamos que sería bonito hacer algo por otros niños. Hace un tiempo colaboramos con el Hogar Nuestra Señora de Nazareth donde viven mamás adolescentes y sus hijitos que han sido rechazados y abandonados por sus familias. Así que pedimos la lista de los niños, con sus nombres y edades y les contamos a nuestros hijos lo bonito que sería que pudiéramos llevarles un obsequio para ese día. Así es que fuimos leyendo los nombres y la edad y entre todos pensábamos que podría gustarle a ese niño o niña y ellos elegían cuál de sus juguetes era el más adecuado. Los preparamos y envolvimos y los llevamos juntos al Hogar. Estaban muy entusiasmados y fueron muy generosos, una vez más me llenaron de admiración.
 
Finalmente, toda la familia estuvo involucrada en el festejo. Mi mamá les llamó por telefóno apenas despertaron para saludarlos, con la nostalgia de encontrarse lejos ese día y otra vez antes de irse a dormir, para que le contaran todos los detalles de su día. Organizamos una reunión en la casa de los abuelos que viven cerquita, en la que también estuvieron sus primos y tíos.  Para ellos fue una fiesta con todas las de la ley, que disfrutaron mucho y al regreso los dejamos sentarse a todos en mi falda desde la entrada de la cochera hasta nuestro sitio - y desde ese momento me preguntan cuando va a ser nuevamente el día del niño para volver a pasarse adelante-.
 
Fue una celebración muy bonita para todos.  Aman a sus caballitos, los abrazan, los acarician, "galopan" en ellos -según sus propios dichos-, le cambian el nombre a diario en busca del más lindo del mundo... Verlos reir, jugar, disfrutar, compartir: el regalo para las mamis.

2 comentarios:

  1. Amiga, me parece genial tu propuesta para celebrar el día del niño!!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hermoso el festejo!!!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario!

Si te interesa que escriba sobre algún tema en particular puedes pedírmelo por correo a big.five.family@gmail.com. Gracias nuevamente!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...